Duerme temprano a tus hijos,

te lo agradecerán

mañana

La noche es el primer paso para preparar un mejor mañana


Tú sabes que para tus hijos, la mejor forma de empezar bien el día es durmiendo lo suficiente la noche anterior.

Pero dormirse temprano de manera regular puede ser un reto, especialmente cuando te llegan de sorpresa los compadres, vecinos o suegros, o cuando los niños se aferran a ponerte todas las excusas habidas y por haber con tal de quedarse despiertos hasta tarde:




Seguir una rutina para prepararse para dormir por la noche es importante no sólo para ellos pero también para ti. Si ellos duermen lo suficiente todos disfrutarán aún más las mañanas y empezarán el día listos para aprovecharlo al máximo. Considera los beneficios de establecer una rutina de noche y mandar a dormir temprano a tus hijos:


Más en Días Grandiosos: El increíble poder que tienen las rutinas en los niños


Armonía por las mañanas

Tener una rutina nocturna y dormir a la misma hora regularmente ayudará a ti y a tus hijos a descansar por la noche, y si despiertan descansados la mañana correrá con mayor armonía por lo que podrán disfrutarla aún más.


Cómo lograrlo:
Una noche antes tú y tu familia pueden dedicar unos minutos a dejar listo lo que necesitarán para empezar el día. Por ejemplo, los niños pueden ordenar lo que van a vestir para ir a la escuela y dejar listas sus mochilas.

Tiempo que necesitan para nutrir el cuerpo

El desayuno es la comida más importante del día porque es el primer alimento que recibe tu cuerpo después de una noche de sueño. Si descansan bien, tú y tu familia podrán despertar alertas y con tiempo para disfrutar el desayuno.


Cómo lograrlo:
Si tú y tu familia duermen temprano no les costará trabajo levantarse temprano y tener tiempo para compartir la mesa. Puedes servirles algo rápido pero nutritivo como un desayuno con cereal y leche.


Más en Días Grandiosos: La importancia de servirles a los niños alimentos con fibra

Niños listos para ir a la escuela

HealthyChildren.org, el sitio oficial en español de la American Academy of Pediatrics, dice que dormir es vital para el desarrollo y la salud de los niños. Dormir lo suficiente es esencial para que estén en óptimas condiciones para mantenerse alertas al siguiente día en la escuela.


Cómo lograrlo:
Una rutina nocturna no debe tomar más de 30 minutos. Para los niños en edad escolar, hasta el sexto grado, la rutina puede incluir actividades sencillas como llevar los libros y juguetes a su lugar, tener listos los útiles que llevarán a la escuela al día siguiente y dejar su habitación ordenada para que por la mañana les tome menos tiempo encontrar lo que necesitan.

Mejor actitud para el resto del día

Si aprovechan la noche para dormir lo suficiente, tú y tu familia tendrán la oportunidad de mantener una actitud positiva para enfrentar las posibilidades del día.


Cómo lograrlo:
Mantén una dinámica positiva en tu hogar, especialmente durante la noche. Aprovecha la oportunidad para platicar con tus hijos sobre los planes que tienen para el siguiente día y apóyalos en sus actividades.


Más en Días Grandiosos: Lo que puedes hacer para motivar a tus hijos pre adolescentes

Tips para enviar a dormir a tus hijos temprano



Adoptar una rutina por las noches es una herramienta que los padres pueden usar para que sus hijos duerman lo suficiente y puedan aprovechar al máximo el día. Los niños de 3 a 5 años de edad necesitan entre 11 y 13 horas de sueño diario, mientras que los de 6 a 12 años de edad necesitan de 10 a 12 horas de sueño todos los días. A continuación algunos tips para establecer una rutina:


En los días de escuela establece una hora límite para que los niños se vayan a dormir. Leer en voz alta, conversaciones y canciones, son rituales que pueden ayudar a los niños con problemas para conciliar el sueño.

Cuando no hayas podido empezar la rutina a tiempo, haz una rutina más corta pero similar para que haya constancia. El fin de semana, trata de que se levanten no más de una hora después de la hora habitual.

Si tu hijo(a) te manda llamar después de que lo acostaste deja pasar unos segundos antes de responder, muéstrale que estás ahí, no empieces una conversación y recuérdale que es hora de dormir.

MÁS PARA UN DÍA GRANDIOSO