¿Te has convertido en tu mamá? Contesta estas preguntas

y conoce la respuesta

¡Seguramente no te falta mucho!

Para muchos, mamá es un modelo a seguir. Ella nos enseñó a dar nuestros primeros pasos y estuvo presente durante esos momentos especiales de nuestra infancia, como cuando dijimos nuestras primeras palabras o perdimos un diente. Después nos enseñó cómo formar una familia y cuidar del hogar. Pero de jóvenes por alguna razón queremos parecernos a cualquier otra persona MENOS A MAMÁ.


Tarde o temprano nos damos cuenta que eso es casi imposible. Nuestra manera de hablarle a nuestros hijos, preparar la masa para hacer galletas o hasta la manera en que nos peinamos es exactamente igual al suyo.


Si quieres saber cuánto te pareces a tu mamá contesta sí o no y déjate guiar hasta el final, donde te espera la respuesta.

¿Cuál fue el momento cuando te diste cuenta que eras igual a tu mamá?

Más para un día grandioso