Los valores latinos que

quiero heredar

a mis hijos

La cultura latina puede ayudar a los niños a tener éxito en la escuela

Hay valores que mi madre me enseñó con palabras, pero los más importantes me los enseñó con su ejemplo. Hoy yo tengo dos hijos pequeños, y más allá de enseñarles el abecedario en dos idiomas, de enseñarles a siempre decir “por favor” y “gracias”, tengo una tarea mayor, y esa es que ellos vean en mí los valores que silenciosamente vi en mi madre, para que tengan éxito en la escuela y más allá.

La laboriosidad

Mi mamá ha trabajado desde los 14 años. Solo tomó un descanso del trabajo fuera de casa mientras mis hermanos y yo éramos pequeños, pero tan pronto pudo, regresó a su trabajo de oficina. Y es que la laboriosidad es un valor que se enseña con el ejemplo. Ahora quiero que mis hijos vean que a pesar de que la noche anterior la bebé me desveló hasta las 3 AM, y que físicamente esté agotada, yo me levanto a trabajar y a llevarlos a la escuela. Yo crecí escuchando: “tu único trabajo es estudiar”. Ahora ellos escuchan lo mismo de mí. Ven que me levanto a trabajar y ellos sienten el mismo deber por levantarse y cumplir con su escuela.


La perseverancia

Al igual que mi madre, nunca me doy por vencida porque la perseverancia es algo que con su ejemplo me inculcó desde niña. Disfrutar los frutos de tu esfuerzo es algo muy arraigado no solo dentro de mí, sino de mi familia, y de la cultura latinoamericana en general. Aunque por ahora leer de corrido puede ser el máximo logro en la escuela de mi hijo, él ha aprendido a insistir en lograr un objetivo, porque “el que persevera alcanza”, right?

La solidaridad

La perseverancia de mi madre era tal que nunca perdimos un día de escuela, por más imposible que pareciera, llegábamos siempre a tiempo, bien desayunados y con un lonche nutritivo en mano. Esto en gran parte porque en Latinoamérica, “la familia unida jamás será vencida”. Nunca faltó la tía, el sobrino e incluso la comadre que nos echaran la mano para llevarnos a la escuela. Recibíamos premios en las ceremonias escolares por puntualidad excepcional. Fue así que aprendí el valor de la solidaridad. Es una de las formas más genuinas de demostrar amor. Hoy, gracias a mi familia, mis hijos saben perfectamente que cuentan con un ejército de apoyo para que ellos puedan tener éxito en la escuela.


El respeto

“Porque soy tu madre”, es una frase típica en muchas familias latinas, incluyendo la mía cuando era pequeña. Aunque no la uso con mis hijos porque prefiero que ellos conozcan el motivo detrás de las cosas, deduzco que el respeto a nuestros mayores es parte de nuestra cultura latina. Soy una mamá moderna, y sí, doy mucho más explicaciones a mis hijos de lo que me fueron dadas a mi cuando era pequeña, pero al mismo tiempo les inculco el respeto por la jerarquía de la casa, por la jerarquía de su escuela y por la jerarquía de la sociedad. Porque el respeto crea personas responsables, y es la base de toda buena educación, ya sea dentro o fuera del salón de clases.

Fernanda Loaiza es mamá de dos niños, redactora creativa y bloguera bilingüe. Creció inmersa en una vida fronteriza dónde le nació un gran interés por todos los temas biculturales. Trabaja desde San Diego, CA.

MÁS PARA UN DÍA GRANDIOSO