Estas mamás nunca se imaginaron lo que la danza folclórica

haría por ellas y sus hijas

Bailar alimenta el espíritu y libera el alma

Hay algunas mamás que comparten momentos con sus hijas jugando a las muñecas o que atesoran los recuerdos que les deja cocinar una nueva receta junto a ellas. Hay otras que viven sus momentos especiales sobre un escenario.

Natashia Barney y Maggie Rodríguez son dos madres que encontraron en la danza folclórica la mejor forma de compartir momentos con sus hijas y a la vez transmitirles el amor por su cultura.

Te invitamos a conocer sus historias.

Maggie Rodríguez
Edad: 31 años
Danza tradicional: Bailes de Guerrero y Veracruz, México

Desde la primera vez que bailó, Maggie se enamoró de la danza folclórica, de sus colores brillantes y los ritmos marcados y vibrantes. Su madre fue quien la introdujo al mundo de la danza cuando era adolescente y a través del folclor mexicano, Maggie pudo conocer la cultura de sus ancestros.

Después de verla interpretar una danza folclórica, su hija Karma, de 11 años de edad, también se interesó en el baile. Actualmente, madre e hija forman parte de la misma agrupación y disfrutan momentos juntas al practicar y arreglarse para sus presentaciones.


"Me gusta peinar su cabello y maquillarla, escoger sus aretes, ayudarla a organizarse. Soy la mamá que siempre la apoya. Verla bailar es maravilloso y más al saber que hace las mismas cosas que yo", dijo.

Bailar alimenta el espíritu, te conecta con tus emociones y libera el alma.

Natashia Barney
Edad: 55 años
Danza tradicional: Currulao y cumbia

Tres de las cuatro hijas de Natashia Barney bailan con ella en el mismo grupo de danza folclórica colombiana. Priscilla, de 20 años de edad, es la mayor de las tres y ahora ella comparte su experiencia como instructora de baile. Inclusive vivió en Colombia por un año, mientras estudiaba una especialización en salsa colombiana.

Barney dice que la danza siempre ha sido parte importante de su vida, pues desde pequeña le gustaba interpretar los bailes de su patria en las presentaciones escolares. Después, al emigrar a los Estados Unidos, siguió presentando los bailes de su país en eventos locales y posteriormente, sus hijas se convirtieron en sus compañeras.



"La danza folclórica me ha servido para convivir con mis hijas, para mostrarles sobre nuestra cultura y para ellas ha sido una oportunidad para conocer cada una de las regiones de mi país y para desenvolverse y expresarse desde el escenario", dijo.

La danza es el único arte en el que nosotros mismos somos el material del que el arte está hecho.

¿Sabías qué?

La palabra Folklore es un término anglosajón. Está compuesta por dos palabras inglesas:



  • "Folk" que significa "Pueblo"
  • "Lore" que significa "Acervo" (cultura)

"Folklore" literalmente significa "Acervo del Pueblo".
Yurumen
Guatemala
Marinera
Perú
Cueca
Chile
Saya
Bolivia
Currulao
Colombia
Jarabe Tapatío
México

¿Cuáles son tus momentos favoritos que compartes con tus hijos?

más para un día grandioso