El secreto para disfrutar

mejor tus mañanas

Comenzar el día una noche antes te ayudará a tener una buena mañana

Disfrutar las mañanas tiene un significado diferente para cada persona, pero hay un secreto para aprovechar mejor los primeros momentos del día que puede funcionar para todos: comenzar la mañana preparándose una noche antes.

Se trata de identificar las cosas que puedes adelantar para saborear aún más la mañana.

Abajo encontrarás cuatro ejemplos de lo que puedes hacer una noche antes y la recompensa que obtendrás en la mañana.



Más en Días Grandiosos: Cómo usé la conciencia plena, o mindfulness, para empezar bien el día

Disfruta el placer de despertar

La noche antes: Antes de dormir aléjate del celular y de los correos electrónicos, limita la computadora o la televisión y mejor respira lenta y profundamente para relajar la mente y el cuerpo.

Tu recompensa por la mañana: Si te duermes con la mente tranquila te sentirás más descansada por la mañana. Esto te permitirá despertar, bostezar y respirar a conciencia. Pero más importante, disfrutar el despertar.

Descubre de nuevo el gusto de una ducha

La noche antes: Para tener tiempo para bañarte por la mañana planea tu día desde una noche antes. Tener una rutina para preparar lo que vas a necesitar al día siguiente como ropa, accesorios o herramientas de trabajo te puede ayudar a disfrutar mejor la mañana.

Tu recompensa por la mañana: Si te preparas desde una noche antes tendrás tiempo para disfrutar de verdad el baño y aprovecharlo para encontrar paz interior. Haz un esfuerzo por estar verdaderamente presente cuando te pones el jabón y al sentir que el agua se resbala por tu cuerpo.

Más en Días Grandiosos: Mamá bloguera le da un toque mágico al desayuno

Cada mañana es una nueva oportunidad de ser mejores que ayer.

Ponle atención al desayuno

La noche antes: Si ya sabes que el desayuno es la comida más importante del día ¡hazla más placentera! Planea desde una noche antes lo que vas a servir por la mañana y comienza a preparar los ingredientes que puedas. Por ejemplo, si vas a servir cereal con leche y frutas, comienza por lavar y cortar la fruta que no se oscurezca antes de ir a dormir.

Tu recompensa por la mañana: Si adelantaste trabajo la noche anterior, por la mañana tendrás más tiempo para nutrirte bien. Puede ser algo rápido y nutritivo como un plato de cereal con media taza de leche descremada.

Más en Días Grandiosos: La importancia de servirles a los niños alimentos con fibra

Disfruta más el tiempo con tus hijos

La noche antes: Ayúdale a tus hijos a establecer su propia rutina para que todos disfruten más las mañanas. Hay cosas sencillas que ellos también pueden hacer desde una noche antes como preparar su ropa y tener las mochilas listas para el día siguiente.

Tu recompensa por la mañana: Si tus hijos cumplen con su rutina desde una noche antes, tu podrás disfrutar más la mañana con ellos, estarás de mejor humor y podrás demostrarles tu amor con abrazos y besos, algo que te dejará sintiéndote bien todo el día.

MÁS PARA UN DÍA GRANDIOSO